¿Piel Sensible? ¡AYUDA!

La piel sensible puede irritarse por las cosas más insignificantes, desde los alimentos que ingerimos hasta los productos que apliques en la piel, es por esto por lo que cuidarla resulta una necesidad básica. Aquí mis principales cosas que debes y no debes hacer para proteger tu delicada piel:

Qué SI hacer:

Beber agua con limón: tiene beneficios increíbles de salud y belleza: desintoxica, ayuda a la digestión, embellece la piel desde dentro, purifica la sangre y alivia la hinchazón.

Proteger la piel sensible: la protección solar siempre es importante, independientemente de tu tipo de piel. Use un FPS no comedogénico y retócalo cada 3 o 4 horas.

Elige los productos adecuados: la fragancia es uno de los factores más irritantes en el cuidado de la piel. Elige productos que no solo tengan poderosos antioxidantes, sino también ingredientes antiinflamatorios y que además humecten profundamente tu piel.

¡Come más sano! Aumenta tu consumo de especias antiinflamatorias: cúrcuma, jengibre, canela y pimienta negra. Ingerir estas especias reduce en gran medida la inflamación en la piel.

Mantén tu piel limpia, dale a tu piel una exfoliación ligera pero eficiente.

No utilices limpiadores fuertes que contengan sulfatos.

No uses agua caliente para limpiar la piel.

No uses productos a base de petróleo: crean una barrera en tu piel y no hacen nada para nutrir, sanar o hidratar la piel.

No utilices productos con conservantes químicos, estos resultan sumamente dañinas para tu piel.

Esperamos que estos consejos te ayuden a cuidar mejor tu piel, no olvides visitar nuestra tienda online y descubrir nuestras diferentes productos para el cuidado de tu piel.