Sensible

PIELES DELICADAS, ALÉRGICAS, REACTIVAS INCLUSO CON ROSÁCEA

La piel sensible tiene diferentes perfiles: piel intolerante, enrojecida, seca o deshidratada puede ser sensible. Tienen una cosa en común, es hiper-reactiva a algunos factores como:

Ambientales: clima, cambios bruscos de temperatura y la contaminación.

Contacto: la aplicación de un producto con un ingrediente que es poco tolerado, el contacto de la piel con agua muy dura o con ciertos tejidos puede provocar sensaciones molestas: picor, tirantez o rojeces.

Vascular: las paredes de los vasos sanguíneos se debilitan bajo la influencia de algunos factores externos, como cambios en la temperatura, o cambios internos, como comer cosas picantes ingesta de alcohol. La aparición de rubor, rojeces y la molesta sensación de calor pueden ser signos reveladores.

Si tienes alguna de estas o varias condiciones entonces te puedes considerar una piel Sensible y aquí encontrarás lo que tu piel necesita para sentirse calmada, hidratada y sin rojez.

Mostrando 1–9 de 17 resultados